Wesley Johnson firma la campanada de los Lakers

1393915744_248746_1393916759_noticia_grandeEl Moda center, siempre Rose Garden, asistió a uno de los partidos más improbables de la temporada: los Lakers ganaron al que fue uno de los mejores equipos del primer tramo de la temporada, estos Blazers que ya están posicionando donde realmente les corresponde, en los puestos nobles del Oeste pero por detrás de los grandes aspirantes. Un resultado difícil de creer a priori y sellado de la forma más inverosímil: el nuevo Kent Bazemore puso en saque de banda un alley-oop que culminó Wesley Johnson. Quedaban más de seis segundos y era un 106-107 que ya no se movió porque Lillard falló el último tiro. La anterior ventaja de los de Oregon, 105-106, había sido la primera de la que disfrutaban desade un 6-4 al principio del partido. Después mandaron siempre unos Lakers mucho más serios de lo habitual que arrancaron gritos de “Beat L.A.!” en el arranque del último cuarto. El público hasta entonces no terminaba de creerse que su equipo estaba en riesgo. Curioso: una pista siempre durísima para los Lakers, que solían caer ahí en años que acababan en anillo, cedió ante una de las peores versiones de siempre de los angelinos. Hasta hoy, de hecho y desde la temporada 2005/06, los Lakers estaban 3-11 en Portland.

Volvió a jugar Xavier Henry, fuera desde el 29 de diciembre por lesión, para unos Lakers que contaron con un Gasol muy bien por números y sensaciones: 22 puntos, 9 rebote, 5 asistencias, 2 tapones. También brillaron otros que lo vienen haciendo en los últimos partidos: Jodie Meeks (21 puntos) y Bazemore (14, 7 rebotes). El otro recién llegado, MarShon Brooks, dio esta vez la de arena con 1/9 en tiros para 8 puntos. Marshall se fue a 11 asistencias y Johnson, además de la canasta del triunfo, firmó uno de esos partidos redondos en casi todos los apartados, también en la defensa a Aldridge, que enseñan el alero que podría ser pero que sólo es a veces.

En los Blazers no jugó Claver y Aldridge (21 puntos) y Lillard (20) tuvieron un día más bien mundano. Robin Lopez (19 puntos, 16 rebotes) trabajó a destajo y Batum demostró que se está estableciendo definitivamente como uno de los mejores escuderos de la NBA: 17 puntos, 15 rebotes y 5 asistencias. El francés se une a Kevin Durant como el único, junto a LeBron en la 2009/10) que suma 400 rebotes, 300 asistencias, 100 triples y 40 tapones en los primeros 60 partidos de la temporada desde 1985.

Los Lakers (21-39) quedan empatados con Utah y Sacramento en la cola del Oeste y tienen por detrás, en el Este, a Milwaukee, Philadelphia, Orlando y ya también Boston y Nueva York, que se han colado en las últimas plazas de la liga, de enorme relevancia de cara al próximo draft. Los Blazers (41-19) son terceros del Oeste pero ya se les han echado encima los Rockets.

26