Un tapón de Bosh a Lillard da la victoria a Miami ante Portland

1395728871_021147_1395728992_noticia_grandeMucha historia esta noche en el American Airlines Arena en el encuentro que enfrentó a Miami Heat y Portland Trail Blazers, y que finalizó con victoria local por 93-91 en un final de infarto y donde Chris Bosh (15 puntos) volvió a ser el héroe de su equipo como lo fue en el partido en Oregón el pasado diciembre cuando logró el triple de la victoria. Y después de su rajada por el mal juego de su equipo en el último partido ante los New Orleans Pelicans.

Pero vayamos poco a poco. Ambos equipos se presentaron en Miami con bajas importantes. Por el lado local, Wade fue baja y se perdió su 19º partido esta temporada siguiendo el calendario de descanso para que sus rodillas estén en plenitud cuando llegue la fase final del campeonato; y por el lado visitante, LaMarcus Aldridge, tampoco participó en el duelo.

Y todas las miradas estaban fijas en dos nombres: LeBron James y Greg Oden. LeBron llevaba hasta el día de hoy una serie de partidos por debajo de su nivel habitual y su lucha por el MVP con Kevin Durant se estaba inclinando a favor del de Oklahoma City Thunder, pero sus 32 puntos de esta noche le vuelven a poner en la carrera por el galardón.

El pívot por su parte se enfrentaba contra el equipo que le drafteó en 2007 como número uno pero varias lesiones graves de rodilla le impidieron tener continuidad en la Liga y forzó al equipo de Portland a dejarlo en libertad. Los Heat fueron los que trabajaron, desde ese momento, en su recuperación y jugó por primera vez contra ellos como profesional y además lo hizo como titular. Spoelstra confía cada vez más en su utilidad y su poder tanto ofensivo como defensivo, a pesar de tener aún minutos limitados. Esta noche jugó 15 minutos y anotó cuatro puntos.

El partido comenzó con un extramotivado LeBron James. La estrella de los Heat lanzó 12 tiros en el primer cuarto, igualando su récord profesional. Sólo anotó cuatro de esos lanzamientos y su frustración era palpable. Pero se rehizo como sólo los grandes pueden hacerlo y anotó los siguientes siete de sus ocho lanzamientos y ayudó a que su equipo pasase de un menos seis en el primer cuarto a un más once en el tercero (59-48), gracias en gran medida al acierto en ese cuarto por los de South Beach que anotaron 13 de sus primeros 19 lanzamientos y Chris Bosh comenzó a coger protagonismo. Un protagonismo que sería total al finalizar el último cuarto.

Miami dejó escapar una ventaja de 17 puntos (78-61) a 9:18 gracias al gran hacer de Mo Williams (19 puntos) y Batum (11 puntos). Y así a 11,4 segundos, y con 91-91, LeBron James realizó una penetración marca de la casa para situar a su equipo con dos a favor, para a continuación y ante el júbilo del público, Chris Bosh realizara un monumental y casi imposible tapón a una bandeja que subió hasta el cielo de Damian Lillard, que a pesar de ello fue el mejor de su equipo (19 puntos). Víctor Claver no dispuso de minutos en el duelo.

De esta forma, los Heat (48-21) se sitúan a dos victorias del primer puesto de la Conferencia Este, que aún mantiene Indiana. Los Pacers perdieron ante Chicago y se complican la vida a dos días del fundamental partido que enfrentará a ambos equipos en el Bankers Life Fieldhouse. Mientras, Portland (45-26) se mantiene quinto en el Oeste.

26