Un nuevo hogar para los trofeos de la Copa Mundial de la FIFA

2766724_big-lndDos bicampeones del mundo, Cafú (Brasil, 1994 y 2002) y Renate Lingor (Alemania, 2003 y 2007), han desvelado el Trofeo de la Copa Mundial de la FIFA y el Trofeo de la Copa Mundial Femenina de la FIFA en el Museo del Fútbol Mundial de la FIFA.

El museo albergará y expondrá permanentemente estos trofeos, que previamente, entre las celebraciones de las Copas Mundiales, se guardaban en la cámara acorazada de un banco. La presentación de los trofeos coincidió además con el primer gran acontecimiento del museo: una jornada para la prensa a la que asistieron 130 representantes de los medios de comunicación del mundo entero.

Tras casi dos años en construcción, el Museo del Fútbol Mundial de la FIFA abrirá sus puertas al público a finales de este mes, el domingo 28 de febrero. El museo, todo un universo interactivo de experiencias multimedia, conserva y explica la historia fascinante del fútbol y de la Copa Mundial de la FIFA, tanto masculina como femenina, a través de más de 1.000 objetos, 1.480 imágenes y 500 vídeos.

Con exposiciones excepcionales, estaciones interactivas, un cine de 180 grados, una zona especial para juegos y otra zona con un pinball gigante, este proyecto de 30 millones de CHF se ha diseñado para el disfrute de todos los públicos y de todas las edades.

Los trofeos que revelaron Cafú y Lingor se convertirán en una atracción ineludible para los aficionados a los deportes del mundo entero. Los dos jugadores recogieron los trofeos en la sede de la FIFA y los acompañaron hasta el museo, situado en el barrio Enge de Zúrich. Como tan sólo a los campeones del mundo se les permite tocar los trofeos sin llevar guantes, los dos se exhibirán en vitrinas de cristal en el interior del museo.

“Es muy conmovedor disfrutar de esta oportunidad de llevar el trofeo del Mundial a su nuevo hogar en el museo”, ha declarado Cafú, el incansable lateral que capitaneó a Brasil hasta la gloria en la Copa Mundial de 2002. “Sólo quienes han tenido ocasión de tocar este trofeo conocen el tipo de emoción que produce levantarlo. Es emocionante traerlo ahora a este museo”.

“Es una ocasión histórica tener juntos por primera vez estos dos trofeos, el masculino y el femenino”, comenta Lingor, la mediocampista de gran sabiduría táctica de la selección alemana. “Ahora están en el museo y se quedarán mucho tiempo en él. Me siento muy orgullosa de haber sido la persona que ha traído aquí el trofeo femenino y de haber formado parte de todo esto”.