Un Bernabéu al estilo alemán

1391080131_819372_1391080413_noticia_grandeEl Real Madrid presentará mañana al proyecto ganador que se encargará de la reforma del Santiago Bernabéu. No ha habido sorpresas y el club anunciará que la escuela de arquitectura alemana GMT Architekten, junto a los catalanes L 35 y el arquitecto Josep Ribas, se encargarán de convertir el Bernabéu en un icono arquitectónico de Madrid, pero a su vez en un estadio multifuncional capaz de triplicar los ingresos de explotación.

Durante todo este tiempo, todos los proyectos que se presentaron a concurso han elaborado informes para optimizar los recursos del estadio. El de los alemanes, curiosamente, no era el que más ingresos generaba, al margen de los 40 millones que ya da el estadio anualmente. Siempre sobre el papel, Lamela-Populous estipulaba unos ingresos extra de 82 millones, Norman Foster-Rafael de Lahoz 76, los alemanes 52 y Moneo-Herzog&De Meuron 45.

Para hacer el estadio una máquina de generar dinero no sólo los días del partido, los ingresos vendrían en gran parte de las nuevas zonas vip, el nuevo centro comercial y el hotel que se levantaría en los terrenos de la Castellana, que han pasado a manos del club tras el convenio cerrado con el Ayuntamiento, y en menor medida, de la ampliación del aforo.

La obra no debería pasar de 350 millones, pero hay que añadir otros 50 entre honorarios, GMT Architekten pedía 25 millones por hacer el proyecto, licencias, acondicionamiento del espacio, impuestos…

En busca de financiación
El siguiente paso que debe dar el Real Madrid y que determinará en gran medida el comienzo de las obras es el de la financiación. En otras palabras, hay que disponer ya de algo de dinero para dar el primer paso.

El club quiere financiar el proyecto por dos vías. La mitad se sufragaría con el naming del estadio, que consiste en poner un nombre adicional de una marca en la fachada. El problema es que las empresas que estaban dispuestas a llegar a esa cantidad lo harían sin añadir el nombre de Bernabéu. De ser así, la oferta baja considerablemente. La otra mitad se haría con la emisión de bonos para sus socios a cambio de una rentabilidad anual. El club se evitaría así pedir un préstamo bancario.

El Madrid quiere empezar las obras a final de esta misma temporada. El sueño de Florentino es que el nuevo Bernabéu sea una realidad en 2017. El estadio no va a diferir mucho de la primera maqueta que presentaron en su momento los alemanes hace más de un año. Desde un primer momento se ajustaron a la idea que manejaba el presidente.

El proyecto ganador también salvó al final el escollo de cierto sector de la Junta, que no veía con buenos ojos que se dejara en manos de un arquitecto que fue miembro de la Junta de Laporta, Josep Ribas, un proyecto de tanta envergadura.

15