Tiger Woods haría una rehabilitación a sus adicciones para no perder a sus hijos

El golfista Tiger Woods busca una salida a uno de los peores momentos de su vida. Tras su detención por la Policía y su posterior confesión de que estaba bajo los efectos de medicamentos, estaría dispuesto a hacer una rehabilitación para controlar su adicción a las pastillas que utiliza para sus dolores de espalda.

Según informó el portal estadounidense Radar Online, el deportista ha decidido terminar con su presunta adicción porque existiría la posibilidad de que pierda la custodia de sus hijos. Por ello, Woods habría reservado la unidad completa de un centro médico en Jupiter, Florida, que visitó el pasado 2 de junio con sus dos hijos y al que posteriormente acudió en solitario para completar el proceso de ingreso.

Woods ingresaría al Jupiter Medical Center en las próximas horas para iniciar de inmediato su rehabilitación y mantener la custodia compartida de sus dos hijos, Sam Alexis y Charlie Axel, quienes fueron fruto de su relación con la modelo Elin Nordegren, de quien se divorció en 2010 tras descubrir que él le era infiel.

Si bien en la difusión del primer informe policial decía que el golfista había tomado Vicodin y otros analgésicos, una versión no autorizada del informe policial reveló que estaba tomando Xanax, un potente medicamento para tratar la ansiedad y la depresión.

Ni el deportista ni nadie de su entorno confirmaron la rehabilitación, pero sería un proceso lógico en su lucha para regresar a los primeros planos del circuito.

26