Selim Canahuati: “Seguimos dolidos por la tragedia de la Gran Final, no se merece esto nuestro fútbol”

El presidente de la Liga Nacional, Selim Canahuati, explicó a los medios de comunicación que se tomó la decisión de no suspender el juego de la Final, pese a que antes de iniciar cuatro personas perdieron la vida, por consejos de expertos en seguridad.

Según detalló Canahuati, tal acción fue recomendada por el asesor en materia de seguridad de la Federación Nacional Autónoma de Fútbol de Honduras (Fenafuth), Saúl Bueso Mazariegos.

“Seguimos dolidos por todo lo que pasó, no se merece ninguna familia, el pueblo hondureño y nuestro fútbol la tragedia que aconteció”.

“Hubo mucha confusión antes y durante el partido, tuvimos mucha limitación para saber exactamente qué pasaba, lastimosamente las líneas telefónicas colapsaron. De hecho, yo ni pude ver el juego por andar recopilando información de lo que había sucedido”, reconoció Canahuati.

El líder de la Liga declaró que bajo presión se tomó la decisión de no suspender temporal ni definitivamente el partido, porque los expertos en seguridad lo aconsejaron.

“Si se suspendía el encuentro se corría el riesgo de una mayor fatalidad, mayor cantidad de heridos y muertos provocado por una histeria de una multitud desenfrenada”, afirmó.

En ese sentido, se tomó en consideración que para ese momento muchos aficionados ya habían ingerido alcohol y hubiese sido muy difícil hacer entrar en razón de lo que pasaba a toda una multitud.

“Fue una situación muy difícil en el que lamentablemente muchos informan bajo emoción y no de la razón y eso confunde a la gente. Nosotros como dirigentes sinceramente, así como la mayoría de fanáticos presentes en el estadio, desconocíamos que en la pista había cadáveres al momento que arrancó el partido”, reconoció Selim Canahuati.

Y concluyó: “La realidad es que se tuvo que tomar una decisión delicada y complicada, si hubiésemos decidido suspender el juego y ocurría una tragedia mayor, también estuviéramos siendo señalados por cometer el error de no permitir que se realizara el partido. Son situaciones que nadie espera vivir y toca tomar decisiones bajo presión”.

1203