Ronaldinho no exigió lujos ni caprichos a su llegada a Honduras

El brasileño, Ronaldinho aún es considerado una estrella del fútbol, pero pese a su cartel, no es de
los que exige extravagancias, lujos o caprichos para presentarse en los juegos de exhibición que realiza por el mundo.

Un boleto de avión en primera clase, una suite en un hotel cinco estrellas, no tener más de dos actividades por día, contar con seguridad privada y un masaje diario. Esas fueron las solicitudes que realizó el exfutbolista de Barcelona, de cara a los juegos de exhibición que sostendrá tanto en Costa Rica como en El Salvador.

El crack brasileño estará desde el 31 de julio hasta el 6 de agosto en Costa Rica y después se trasladará para El Salvador donde finalizará el 9 de agosto su gira para luego regresar a Barcelona, España.

El astro brasileño son las pocas cosas que ha solicitado para estar presente en ambos países para deleitar a muchos aficionados.

2