Pouille firmó la décima Copa Davis para Francia

Francia se proclamó campeona por décima vez en su historia en la Copa Davis, superando 3-2 a Bélgica en la final disputada cerca de Lille y que se decidió en el quinto y último punto, ganado este domingo por Lucas Pouille.

El número 18 del mundo se convirtió así en el héroe de los Bleus, con un contundente triunfo en tres sets (6-3, 6-1, 6-0) sobre Steve Darcis, 76º del ránking ATP y que por su efectividad en otros quintos partidos en eliminatorias de este torneo se había ganado en su país el apodo de Mister Davis.

Pero esta vez no pudo hacer nada ante Pouille, que tranquilizó pronto a los aficionados locales, con un juego sólido, después de que el número 1 de los galos, Jo-Wilfried Tsonga (número 15) hubiera perdido en el primer partido del domingo ante el visitante David Goffin (número 7) por 7-6 (7/5), 6-3 y 6-2.

Los franceses, con esa derrota de Tsonga, desperdiciaban la primera oportunidad de conseguir el punto que les hacía campeones, después de que su victoria el sábado en el partido de dobles les hubiera dejado con un 2-1 favorable. Finalmente el objetivo se logró en el quinto punto, a todo o nada.

Francia sumó así su décima Copa Davis, un objetivo que se le escapaba desde 2001. Desde entonces había perdido en tres finales, en 2002 ante la Rusia de Marat Safin, en 2010 contra la Serbia de Novak Djokovic y en 2014, precisamente en Lille, frente a la Suiza de Roger Federer y Stan Wawrinka.

En el palmarés de la mítica competición, Francia sucede a Argentina, que consiguió hace un año la primera Ensaladera de su historia en una épica final en Zagreb ante Croacia, de la mano de Juan Martín Del Potro y Federico Delbonis.

26