Philadelphia a un partido de igualar la peor racha de la NBA

1395730690_653036_1395730917_noticia_grandePartido histórico el de esta noche entre San Antonio Spurs y Philadelphia 76ers. Se enfrentaban por primera vez en la historia de la NBA el equipo con la mejor racha ganadora superior a los 10 triunfos consecutivos con la peor de más de 20 derrotas seguidas.

Y el encuentro se desarrolló y finalizó como se esperaba. Derrota total de los Sixers (113-91) ante unos Spurs que ya suman su 14ª victoria consecutiva y siguen tanto líderes del Oeste como de la Liga (54-16) y ya están clasificados para los playoffs.

San Antonio no dejó respirar al segundo peor equipo de la NBA esta temporada (15-56), desde el primer minuto gracias a unos magníficos Austin Daye (22 puntos), Tim Duncan (19 puntos), Kawhi Leonard y Patty Mills (15 puntos). E incluso Gregg Popovich permitió el descanso de dos de sus jugadores fundamentales como Tiago Splitter y Tony Parker.

Esta política tampoco es ninguna novedad en el técnico, pues durante los últimos años lleva a cabo una política de rotaciones y de descanso para sus estrellas debido a su edad y la cantidad de partidos que ya llevan en sus piernas. Tim Duncan es otro de los jugadores que más mima el técnico de cara a la fase final de la temporada.

Por los Sixers, Thaddeus Young y el novato Michael Carter-Williams anotaron 19 puntos cada uno y fueron los mejores en un conjunto visitante que alcanzó la 25ª derrota seguida y que en el partido del jueves ante los Houston Rockets, podrían empatar la peor racha de derrotas consecutivas en la historia de la NBA que establecieron los Cleveland Cavaliers durante la temporada del 2010-11.

26