Otra final más para el Madrid

llEl Real Madrid rinde visita a un Espanyol irregular que no podrá contar ni con Sergio García sobre el césped ni con Aguirre en el banquillo. Los blancos, por su parte, saben que no tienen margen de error.

Cinco largas temporadas suma el Espanyol sin vencer al Real Madrid en casa. La última vez, un 2-1 en Montjuïc, con goles de Riera y Tamudo, y Ramos acortando distancias en el descuento. Desde entonces, cuatro derrotas sin marcar un solo gol y el empate (1-1) del pasado curso ya con Javier Aguirre.

De equipo temible, sobre todo en su feudo, calificó ayer Carlo Ancelotti al Espanyol. Tres derrotas este curso en Cornellà-El Prat y dos consecutivas en los últimos cuatro días (entre Liga y Copa), suman los pericos.

En fin, obligado a ganar para no perder la estela de la lucha por el título de Liga, el Real Madrid se planta esta tarde frente al Espanyol. Desmesura en todo: el doble de puntos en la clasificación (44 frente a 22); Ronaldo, empachado de goles, frente al novel Córdoba que suma uno. Un equipo que rezuma estrellas frente a otro en el que se quedan fuera futbolistas referentes.

15