Muntari y Boateng fueron expulsados “por indisciplina” de Ghana

10390237_841660179185829_2787216731550773939_n

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sulley Muntari y Kevin Prince Boateng fueron expulsados “por indisciplina” de la selección de Ghana, que hoy se enfrenta a Portugal en la última jornada del Grupo G de la primera fase de Brasil 2014, según confirmó su propia Federación.

Según reporta el organismo, el técnico Kwesi Appiah se vio obligado a apartar a los mediocampistas veteranos debido a un “acto de indisciplina”, hecho que agrava la tensión al seno del vestidor ghanés que ha vivido, en los últimos días, una sucesión de problemas que poco tienen que ver con su desempeño en la cancha.

La Asociación de Fútbol de Ghana anunció, además, la suspensión de ambos futbolistas por un tiempo sin determinar.

Desde el martes, los medios ghaneses reportaron que Boateng tuvo una fuerte discusión con el entrenador del equipo, lo cual orilló a Appiah a apartarlo del plantel. Sobre este suceso, la Asociación prefirió no hacer comentarios.

El germano-ghanés ya se había quejado públicamente del trato recibido en el vestidor y de sus discrepancias con el cuerpo técnico desde que Ghana perdió el primer encuentro del torneo, ante Estados Unidos por 2-1. En aquel momento, Boateng señaló que no entendía por qué había sido enviado a la banca, asegurando que “el entrenador (Appiah) tiene una idea diferente de cuál es el once más fuerte de Ghana”.

En tanto, Muntari, jugador del Milán, es acusado de haber golpeado a un integrante del Comité de Organización de Ghana, Armah Parker.

Ghana, que había contado como titulares con ambos futbolistas, aún cuenta con opciones matemáticas de clasificación para los octavos de final si gana y le beneficia el marcador del otro partido entre Alemania y Estados Unidos.

Sin embargo, la selección de Ghana ha pasado el torneo rodeado de polémicas en torno al retraso de pagos de las primas por su participación en el Mundial y un supuesto ‘motín’ en el vestidor contra el técnico Kwesi Appiah, en quien los veteranos parecen confiar poco o nada, incluido Michael Essien.

Si bien el ‘rumor’ del motín que habría liderado Essien fue tajantemente negado por la Asociación de Futbol de Ghana, el descontento por el retraso en los pagos llevó al plantel a amenazar con boicotear el encuentro que se disputará en el Estadio Nacional de Brasilia y fue hasta que intervino el gobierno de Ghana que los jugadores aceptaron llegar a un acuerdo con el organismo.

27