Motagua se proclamó bicampeón del fútbol hondureño

Motagua volvió a arrollar al Honduras Progreso al golearlo 3-0 (6-1 global) en el partido de vuelta de la final del torneo Clausura, y se proclamó bicampeón del fútbol hondureño.

Las acciones se jugaron ante un ambiente agridulce, luego de reportarse tres aficionados muertos en los portones de la instalación deportiva, por una avalancha humana.

A pesar de la trágica pedida humana, los futbolistas y aficionados presentes vivieron con todo el título 15 del equipo azul en su historial deportivo.

La pesada losa del 4-1 en la ida, el aterrador ambiente que generaba el estadio Nacional pintado de azul y un conjunto capitalino dispuesto a celebrar con su público el bicampeonato, hizo que el club progreseño se desmoronara en los primeros minutos.

Un remata de cabeza del defensa Pastor Martínez que desvió Jonathán Rougier, tras el pitazo inicial fue lo más peligroso de los visitantes, ante un equipo azul que en cada llegada ponía en evidencia la vulnerabilidad de la zaga rival.

Marco Vega de media vuelta dentro del área que contuvo Sandro Cárcamo a los 17 minutos avisó que el gol de las “”águilas” estaba por llegar.

En la siguiente jugada Motagua no perdonó y puso el 1-0 de las acciones, Carlos Discua cedió a Erick andino este ingresó al área y fusiló a Cárcamo para poner a festejar a los miles de aficionados en las gradas.

Motagua tuvo para irse ganando ampliamente al descanso, de no ser por las buenas intervenciones del meta Cárcamo, que voló y evitó un golazo de Discua de tiro libre y luego evitó el tanto de Omar Elvir.

En el segundo tiempo un inspirado Andino, le ganó la espalda al tico Roy Smith y quedó frete al marco, el 10 de los azules no falló y con remate cruzado puso el 2-0 y su segundo de la tarde.

Wilmer Cruz quiso refrescar su equipo haciendo dos cambios simultáneos mandad al campo a Henry Martínez y Pablo Mencía, por los aguerridos Jorge Cardona y Franklin Morales, pero las permutas no funcionaron y los progreseños siguieron con su fútbol pobre e improductivo y sometidos por los locales.

Andino tuvo para su tercer gol, recibió sin marca en el manchón del penalti, pero su disparo pasó ligeramente desviado.

Quien no perdonó y puso el 3-0 fue “El Chino” Discua, quien aprovechó una habilitación de Omar Elvir, para mandar al fondo y hacer más amplia la victoria.

Los últimos minutos fueron de celebración, los seguidores azules saltaban, cantaban el tradicional ole a los visitantes y con luces artificiales festejaban el bicampeonato y la copa 15.

1203