Messi, lejos de la selección argentina

efe2075262La Comisión Normalizadora se ha abocado a la búsqueda de un entrenador que sea capaz de seducir a Lionel Messi con el retorno a la Selección Argentina. Si bien los rumores indican que una persona del entorno del jugador habría manifestado a los dirigentes los nombres de los entrenadores que más seducen al Diez, también desde la familia les pusieron un freno al presidente de la Comisión, Armando Perez: “Leo no pone ni saca entrenadores”.

Los dirigentes saben que para poder seducir al crack deberán contratar a un entrenador de jerarquía internacional. Los futbolistas no quieren experimentos. Aunque lejos de mostrar seriedad y un norte en la búsqueda del sucesor de Gerardo Martino, Perez ya se ha reunido con algunos candidatos, a otros los ha llamado por teléfono, y hay más entrenadores que se ofrecen para dirigir la selección argentina mientras el cargo continúa vacante.

De momento el Barcelona no deberá ceder al jugador en la próxima fecha de eliminatorias del mes de septiembre, porque el crack tiene pensado no sumarse a la convocatoria de la Albiceleste para los partidos de eliminatorias frente a Uruguay y Venezuela. Sin entrenador, la lista debería ser enviada a FIFA antes del 15 de agosto. El resto de los jugadores del combinado nacional espera mantener una charla para decidir si se pliegan o no a la decisión del mejor jugador del mundo. No está descartado que haya más renunciamientos.

Desde el entorno del Diez se mantienen al margen de las negociaciones por el entrenador, aunque expectantes. Y les comunicaron a los dirigentes de AFA que Lionel Messi no volverá por lo pronto a vestir la camiseta de la selección. Desde la Comisión Normalizadora saben que para seducir al crack deben ser capaces de garantizarle una AFA intervenida pero ordenada, un proyecto serio que abarque todas las selecciones nacionales, y un entrenador de jerarquía y roce internacional.

Todavía la AFA está muy lejos de poder cumplir con esos requerimientos. Y Lionel Messi se mantiene firme en su decisión de no retornar a la selección argentina. “Leo está afuera. No tiene ninguna injerencia en la decisión del entrenador”, manifiestan desde su entorno, que mantuvo un encuentro secreto con el preparador físico de uno de los candidatos. En la familia consideran una locura que los dirigentes intenten la contratación de un entrenador con contrato, pagando clausura de rescisión, ya que aun se mantiene una deuda con el entrenador saliente, Gerardo Martino. Aunque en la AFA dicen que hubo comunicaciones con Jorge Messi y que este habría hablado también con Marcelo Bielsa y con Jorge Sampaoli para conocer su parecer sobre la Selección Argentina, y sus posibilidades.

Armando Pérez , presidente de la Comisión Normalizadora y Javier Medin confiaban en lograr el retorno de Messi a la selección Argentina. Y con su visto bueno, cerrar nuevos contratos con los sponsors y partidos para realizar una gira por el exterior. Pero hasta el momento esa posibilidad esta en stand by. Perez había anunciado públicamente el viaje a Europa para la próxima semana. Lo había confirmado en su raid mediático durante el día de ayer.

El viaje tenía tres objetivos: reunirse con Jorge Sampaoli y el Sevilla, y encaminar las negociaciones para conseguir la salida del entrenador; una reunión con Lionel Messi y Javier Mascherano; y un encuentro con los máximos dirigentes de Adidas en Alemania, el sponsor de la Albiceleste para conseguir dinero fresco para avanzar con la contratación del entrenador. “Una cosa es ir a negociar con ADIDAS sabiendo que Messi vuelve a la selección, y otra muy diferente es hacerlo sabiendo que no volverá”, cuenta un dirigente de peso.

Pero el viaje entró en stand by después de que los dirigentes del Sevilla le advirtieron a Jorge Sampaoli que no podrá salir del club hasta el mes de marzo 2017, cuando el equipo tenga encarrilada la temporada. Y le bajaron la orden al entrenador de desarticular el interés de AFA haciendo público su deseo de continuar en el club hispalense y respetar su contrato. Sampaoli en rueda de prensa manifestó: “Sería una irresponsabilidad dejar el Sevilla ahora”.

Los capitanes ayer a la tarde intentaron frenar ese encuentro, ya que no quieren quedar expuestos en las decisión del entrenador. “Que decidan los dirigentes, nosotros no tenemos nada que ver”, les comunicaron.

La mayoría de los jugadores quieren seguir. Piensan que este no puede ser el final de esta generación, que así no puede terminar y que quieren revancha en Rusia. Pero no han hablado con Messi aún.