Máxima emoción e incertidumbre en la Formula 1

Fernando-Alonso-en-el-test-de-_54403067843_54115221152_960_640Jamás un inicio del Mundial de Fórmula 1 había sido tan incierto. Las dudas planean sobre escuderías, pilotos y aficionados, en un circuito donde en 2013 vencía Kimi Räikkönen.

Los test de pretemporada indican un poco por dónde pueden ir los tiros en este arranque del Campeonato del Mundo. Da la sensación que los Red Bull pierden enteros y que los monoplazas que van a marcar el ritmo son los Mercedes. Los coches de la bebida energética no han encontrado la puesta a punto idónea y esta circunstancia la podrían aprovechar los Ferrari, con Fernando Alonso y Kimi Räikkönen, y el nuevo F14T.

El piloto finlandés volverá a un trazado en el que ha vencido en dos ocasiones (2007 y 2013), donde el piloto que más lo ha hecho es Button (en tres ocasiones, 2009, 2010 y 2012), y donde Vettel era el mejor en 2011.

La hora de Mercedes

Los resultados de pretemporada indican que Hamilton y Rosberg parten con ventaja, a tenor de los resultados obtenidos. Estos muestran que nadie como los Mercedes han entendido el funcionamiento, exigencias y rendimiento de los nuevos motores V6 turbo, las nuevas prestaciones de los monoplazas y la exigencia de los 100 kilos de gasolina en el depósito.

No todas las escuderías han dado con la tecla, de ahí que Christian Horner, jefe del equipo Red Bull, manifestara que “la mitad de la parrilla podría retirarse en Australia” o que incluso Roberto Dalla, responsable del proveedor eléctrico Magneti Marelli, provocara todas las alarmas al afirmar que a consecuencia de la revolución electrónica “en Melbourne podría pasar que todos los coches tuvieran que retirarse y ninguno cruzara la línea de meta”.

Esperemos que no sea así, por bien del espectáculo y por el de los propios pilotos la carrera sea noticia por las altas prestaciones de pilotos y bólidos; aunque parece ser que la lluvia no quiere perderse el inicio del Campeonato del Mundo. Las predicciones climatológicas indican que ésta estará muy presente especialmente el domingo, y hay que recordar que la lucha por la pole ya tuvo que aplazarse la temporada pasada.

Sea como fuera, quédense con las dos carreras que ostentan el triste récord de acabar con menos monoplazas en liza:el Gran Premio de Alemania en 1969 y el de Mónaco en 1996, con sólo cuatro coches pasando bajo la bandera a cuadros.

ASÍ ES EL CIRCUITO DE ALBERT PARK

Número de vueltas: 58

Longitud: 5,303 km

Distancia total: 307,574 km

Número de curvas: 16, dos zonas de DRS

Ganador 2013: Kimi Räikkönen

Capacidad: 80.000 espectadores

26