Marco Reus sí encajaría en el Barça

Otra-imagen-de-la-celebracion-_54405608181_54115221154_600_396Luis Enrique Martínez, si llegara el caso, no lo tendría nada fácil para encajar a Marco Reus en un equipo que ya cuenta con tres de los mejores delanteros del mundo, Leo MessiNeymar y Luis Suárez. Pero los buenos entrenadores son aquellos que readaptan sus sistemas de juego para, en la medida de lo posible, colocar en el campo a sus once mejores futbolistas. Y si el Barça ficha a Reus, el actual crack del Borussia Dortmund sería uno de ellos

La posición natural de Reus, en el clásico 4-3-3 del Barça, sería la misma que la de Neymar, arrancando desde el extremo izquierdo hacia el centro, razón por la que uno de los dos debería sacrificarse. La historia dice que Reus sería mucho más efectivo que Neymar en la banda derecha. El brasileño no se adaptó cuando la pasada campaña el Tata Martino lo situó ahí y en cambio el alemán lo hizo con frecuencia con nota alta cuando coincidió en el Dortmund con su íntimo amigo Mario Götze, que actuaba en la izquierda.

La delantera lógica sería, pues, con Reus de ‘7’, Neymar de ‘11’, Suárez de ‘9’ y Messi por detrás del uruguayo. Este ataque prácticamente obligaría la puesta en práctica de un doble pivote, una figura táctica que en el Camp Nou no se ve desde la etapa de Sir Bobby Robson en el banquillo y que no es del agrado de Luis Enrique.

Si el asturiano quisiera mantener el dibujo actual, Reus o Messi deberían actuar en uno de los dos puestos de interior, el alemán por la izquierda y el argentino por la derecha, dejando una única plaza libre para Iniesta, Xavi, Rakitic, Rafinha y Sergi Roberto.

La opción más conservadora sería la de pensar en Reus solo como delantero, con lo que debería disputar las tres plazas de arriba con Messi, Neymar y Suárez. Si el sacrificado fuera el brasileño, el alemán actuaría en la izquierda; si lo fueran el argentino (inimaginable) o el uruguayo, lo haría en la derecha.

Cominaciones hay de sobras si Marco Reus se pone a tiro. Los grandes jugadores nunca sobran. Y menos en el fútbol y el Barça actual.

13