Luis Enrique: “Messi está orgulloso de defender la camiseta del Barça”

Luis-Enrique-Barcelona_3145209Las declaraciones de Leo Messi que han generado una pequeña crisis en el entorno barcelonista al dejar medio abierta la puerta a no retirarse en el Camp Nou, no han afectado a Luis Enrique, por lo menos según lo que el técnico asturiano ha manifestado abiertamente: “No hay caso Messi”, asegura, sin preocuparle en absoluto cómo recibirá el público a Leo. “De lo que escucho de Messi me quedo con que esá encantado y orgulloso de defender la camiseta del Barça. Me quedo con eso, las especulaciones e interpretaciones las dejo para los demás”. El entrenador azulgrana ha señalado los peligros del Sevilla, ha elogiado a Unai Emery y ha puntualizado que “este es uno de los momentos en que necesitamos al público, uno de aquellos momentos delicados que dije el día de la presentación”.

Preguntado varias veces sobre las declaraciones de Messi, ha insistido en que “cada uno centra la atención en lo que quiera, yo suficiente trabajo tengo con centrarme en el rendimiento. Repito que he oído que es un orgullo estar aquí, lo demás lo dejo para vosotros”.

Otro nombre que ha vuelto a surgir profusamente es el de Piqué. Josep Maria Bartomeu dijo a 8tv que había hablado con él sobre su situación y Luis Enrique fue preguntado sobre si conocía esa conversación y si le había molestado que el presidente la hiciese pública: “Yo en teoría lo sé todo, pero todo no lo sé”, comentó enigmáticamente. “Lo que pasa en el vestuario las intentamos gestionar a mi manera, ahora que las hagamos públicas o no… yo llevo los grupos de la misma manera, no hacemos público lo que sucede dentro del vestuario”.

Aunque aparentemente podía interpertarse que estaba algo molesto con las declaraciones de Bartomeu, aseguró que “el presidente tiene su opinión, es muy respetable y está en su derecho. Yo lo que digo es que las cosas de vestuario no las hago públicas”. Insistido sobre el rendimiento de Piqué, afirmó que “lo que espero es que todos los jugadores den su mejor versión. Todos podemos cometer errores y equivocarnos, pero hay que afrontar los hechos con la normalidad que estamos haciendo”.

De cara a un partido como el de mañana ante el Sevilla, uno de los equipos punteros de la Liga, Luis Enrique ha recordado que advirtió el primer día de trabajo que habría momentos difíciles: “Hablamos al principio de que había que superar algunos momentos delicados y este es uno de esos momentos”. El asturiano no duda del apoyo de la afición: “Hay que estar con el equipo y es lo que harán. Si no somos acreedores de su apoyo habrá que aceptarlo, pero hasta ahora eso no ha sucedido y el público ha estado siempre con nosotros. Conocen las necesidades del equipo en la temporada y este es uno de esos momentos”, insiste.

Cauteloso, no le gusta la estadística que dice que Emery no ha ganado nunca en el Camp Nou: “No suelo valorar este tipo de datos. Es de los entrenadores ‘top’ a nivel nacional e internacional, de los que ha estado más cerca de batitr al Barça y de los que más dificultades le ha creado. Plantea buenos partidos y sabe cómo hacer daño a los equipos”, explica. En cuanto al Sevilla, Luis Enrique enumera sus virtudes: “Se atreve a presionar alto, a crear problemas en tu propio campo. Domina la estrategia y eso significa peligro. También domina las transiciones y el juego por las bandas. Es un equipo muy estilo Emery, intenso y potente en las disputas”.

Considera positivo haber tenido dos semanas para trabajar en la Ciutat Esportiva, pero recuerda que “aunque no ha habido partidos para nosotros, la mayoría ha estado compitiendo. Tener estas dos semanas está bien, pero para preparar el partido ante el Sevilla no supone ninguna ventaja, porque con todos hemos hecho dos sesiones. Es algo que asumo plenamente”. En cuanto al equipo, afirma que “lo veo muy bien, con la predisposicióin habitual y ganas de afrontar este final de año en buena línea”.

Considera que “tenemos que mejorar muchos aspectos del juego, con balón o sin balón” y sobre el último partido antes del parón, en Almería, que había calificado como el peor hasta ese momento, introduce un matiz: “Rectifico. Fue la peor primera parte. La segunda no estuvo nada mal, solventamos la papeleta, una situación que en principio era bastante fea. Por supuesto, hemos trabajado las soluciones posibles a los defectos”.

Aunque el lideraro ha quedado en manos del Madrid y es consciente de la importancia de los próximos partidos, Luis Enrique tampoco considera que la situación sea especial, porque “el margen de error siempre es mínimo. También depende de los demás equipos. El año pasado parecía que la Liga estaba tirada y no se decidió hasta el último minuto. Espero que esto esté abierto hasta el final. Margen de error todavía hay, pero depende del ritmo de los demás equipos”. No quiso ponerse en la piel de Deulofeu e imaginarse si tendrá una motivación especial: “Me levantaré siendo Luis Enrique y con un aliciente muy bonito que es jugar contra un equipo de la zona alta. Estoy encantado de que los cedidos jueguen en un equipo como el Sevilla”. Afirma, sobre el otro cedido, Denis Suárez, que “no me sorprende. Con nosotros jugaba de interior y ahora juega de mediapunta, y detrás de Bacca se le ven todas las virtudes. Sorpresa ninguna, sí hay expectativa de ver cómo reaccionan al llegar al primer nivel cómo reaccionan. Estamos encantados de que juegue y esté con un entrenador que le exige mucho”.

Sobre la estrategia de no impedir que los cedidos jueguen contra el Barça, explica que “entendemos que si creemos que pueden ir cedidos, pueden competir contra nosotros. Todas las decisiones tienen sus pros y sus contras. Si no les dejamos jugar, entonces no compiten contra equipos de primer nivel como el Barça”.

También ha tenido palabras cariñosas para el ex presidente Josep Lluís Núñez: “Tengo un recuerdo muy bueno. Son sucesos desagradables para todos, difíciles de digerir. Así es la vida, para eso hay una justicia”.

Respecto a Vermaelen, ha insistido en su discurso: “Cualquier incorporación es muy importante para el equipo. Es un jugador que estuvo lesionado toda la temporada, que necesita tiempo para acostumbrarse a nuevas cargas de trabajo y que ahora mismo está a disposición. Anímicamente lo veo fuerte”.

 

13