Los pros y contras de la presencia de Messi en el clásico ante el Madrid

debe-jugar-messi-bernabeu-1447849420108
Leo Messi está en boca de todos a la espera de conocer definitivamente si participará, o no, en elMadrid-Barça y, en caso afirmativo, en qué condiciones lo hará. A continuación exponemoscuatro ventajas y desventajas de la presencia del argentino en el clásico. ¿Cuál es tu opinión?

PROS

Respeto del rival: Es el número uno mundial y su sola presencia genera un respeto en el rival que puede convertirse hasta en cierto miedo. Su participación condiciona el consciente e inconsciente de los rivales. Dominar en el terreno psicológico y emocional en un encuentro de este calibre también cuenta. Y ahí la figura de Leo y todo lo que le rodea es un factor único y diferencial.

Marca la diferencia: Messi ha demostrado que solo necesita un fugaz momento de inspiración para decidir un partido. En juego, a pelota parada, marcando un gol o simplemente asistiendo y generando espacios para sus compañeros. Hablar de Messi es hablar del número uno y su capacidad de incidencia en el transcurso de un partido es indiscutible.

Seguridad del equipo: En el Bernabéu y con Leo Messi es fácil ampararse en la famosa frase: “Todo irá bien”. Leo es considerado el líder del equipo y considerado sin discusión como el crack entre cracks. Sus compañeros saben que con él son mucho más fuertes ysu sola presencia es garantía de un mayor tranquilidad en busca del éxito.

Espacios para Neymar y Luis Suárez: El brasileño y el uruguayo han demostrado entenderse (y rendir) a la perfección durante la baja de Leo. Pero el poder de dicha sociedad con Messi al lado se multiplica hasta el infinito. Los ojos del sistema defensivo del Madrid deberán vigilar a tres y no a dos jugadores. Mayor dificultad blanca y más espacios para un Leo que inconscientemente tendrá alerta a todo aquel que esté a su alrededor. Neymar y Suárez pueden aprovecharlo.

CONTRAS

Ritmo de competición: Tras ocho semanas lejos de los terrenos de juego, Messi necesita volver a entrar en la dinámica competitiva para recuperar su mejor tono. Las sensaciones del juego van unidas a la regularidad competitiva de la que ha estado alejado el argentino que, pese a todo, puede decidir con un chispazo de su calidad. Aún así, el test es de tal exigencia que necesitará de su mejor versión y, hoy por hoy, la evidencia es que Leo aterriza tras una largo período de inactividad competitiva más allá de las sesiones de entrenamiento de la última semana.

Riesgo de recaída: Una lesión de rodilla de la gravedad de la sufrida por Leo Messi no es un percance de poca importancia. Cualquier mal gesto o impacto desafortunado puede hacer que todo lo ganado durante dos meses vuelva a derrumbarse en tan solo unos segundos. La precipitación/ansiedad por llegar a un encuentro de tal trascendencia puede convertirse en un arma de doble filo.

Sacrificar un compañero en mejor forma: La presencia de un Leo Messi titular dejaría fuera a otra compañero que podría estar físicamente más preparado para afrontar un partido de este nivel de exigencia. La calidad de Leo está fuera de dudas pero Luis Enrique debe decidir si prefiere a un Leo por debajo del cien por cien a otro futbolista de la plantilla con ritmo de competición adecuado para vacíarse en el Bernabéu.

¿Una titularidad muy cara?: La gran duda reside en si Luis Enrique emplea a Messi como titular o si en cambio prefiere utilizarlo como arma desequilibrante en la segunda mitad. En el segundo caso reduciría su tiempo de participación en el encuentro aunque podrá desequilibrar el rumbo del partido en la segunda mitad exprimiendo toda su condición física en un período de tiempo más corto. En caso de salir como titular, una desafortunada recaída que le obligara a ser sustituido condicionaría la capacidad de reacción de Luis Enrique durante el resto del partido en la gestión de los cambios.

15