LeBron cambia de equipo pero no de bestia negra, San Antonio

1416465492_521693_1416465627_noticia_grandeLeBron James sumó esta madrugada su sexta derrota en los últimos siete partidos que ha disputado contra los San Antonio Spurs. Una serie de resultados que comienza el 6 de marzo de este año y que pasa, inevitablemente, por las últimas Finales de la NBA. Esas en las que los Spurs llevaron a la pista una de las mayores lecciones técnicas y tácticas del último par de décadas.

Desde que llegó a la NBA, San Antonio es la gran bestia negra de LeBron. Suma contra ellos un balance de 16 victorias y 20 derrotas, varias de ellas las más dolorosas de su carrera: su primera final con los Cavaliers (pierden 4-0) y las últimas Finales. Se quitó la espina en la 2012-2013 ganándoles el anillo cuando más perdido lo tenía. Recuerden aquel triple de Ray Allen que forzó la prórroga del sexto partido.

La sexta derrota desde marzo llegó con una sobredosis de fatalismo para LeBron y los Cavaliers. Dos pérdidas un tanto incomprensibles en las últimas jugadas del partido condenaron su triunfo a las manos del segundo trío con más victorias en la historia de la liga. Con 88-89 para los Spurs y a falta de 37 segundos para el final, Varejao intenta un pase al poste para LeBron, pero le sale algo desviado. James salta con Leonard para atrapar el balón, pero en su intento por capturarlo acaba enviándolo fuera del campo. Balón para San Antonio. Aquí llega una jugada que resume un estilo de juego: Ginóbili sube el balón, abre a la derecha a Tony Parker y le dobla por detrás, el francés se la da a Duncan, a seis metros del aro, Tim ve a Ginóbili, que había hecho una perfecta puerta atrás, se la da y el argentino pone a los Spurs tres arriba. Simple, perfecto y definitivo: los Spurs.

Pero. Cleveland anota y el partido está 90-91 a 9 segundos. Ginóbili falla uno de sus dos tiros libres (90-92) y LeBron tiene algunos segundos para hacer de héroe y llevar el partido a la prórroga o sentenciarlo con un triple. Falla. James, ante la presión de Ginóbili y Duncan, pierde el balón y el argentino, listo y pícaro como siempre, lo recupera. The End.

Datos. Con los 15 puntos de esta noche LeBron iguala su segunda peor anotación anotación contra San Antonio. Además, es la segunda vez que menos lanzamientos anota (6). Sorprendentemente el máximo anotador de los Cavaliers no fue LeBron, ni Irving, ni siquiera Kevin Love, fue un Anderson Varejao que se deslizó con 23 puntos, 11 rebotes y 2 tapones. Irving anotó 20 y Love se quedó en 10 (4 de 12).

En los Spurs, 19 puntos, 10 rebotes y 3 asistencias de Tim Duncan (tiene 38 años, tiene 38 años…) y 19-6-7 de un Boris Diaw que, como los grandes genios de este deporte, juega cuando tiene que jugar, en partidos importantes y momentos decisivos. El puntal con el que los Spurs ganaron las últimas Finales volvió a ser decisivo en el partido en el que los de Popovich tenían que dar un golpe encima de la mesa.

26