Las potencias de la CONCACAF, a escena

170328_heroaLas rondas iniciales de la fase de clasificación de la CONCACAF para la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018 quedaron atrás. A partir de ahora, la cosa se pone seria. Las selecciones más modestas ya cayeron, y las que sobreviven tendrán que enfrentarse a los pesos pesados de la región. Estados Unidos, Honduras, México y Costa Rica entran en acción este viernes, dando sus primeros pasos con la esperanza de viajar a Rusia.

A veces un resultado puede ser tan malo que un jugador es incapaz de quitárselo de encima. El terrible recuerdo ronda su mente y se mofa de él, atacando su dignidad profesional. Es el caso de 10 integrantes de la actual selección de Canadá, que, en 2012, viajaron a San Pedro Sula (Honduras) necesitando un empate para seguir vivos en la competición preliminar de Brasil 2014. En lugar de eso, se llevaron una humillante derrota por 8-1. Y ahora, han de iniciar la liguilla clasificatoria para Rusia 2018 contra esos mismos hombres que llevan la H en el pecho (esta vez en casa, en Vancouver). “Aquello supuso tocar fondo”, declaró Julián de Guzmán. “Tenemos la oportunidad de demostrar al mundo que ese resultado fue un golpe de suerte; un accidente”. Al haber muchos como él en la plantilla canadiense que recuerdan personalmente la sensación que produjo esa derrota, a su seleccionador, Benito Floro, no debería costarle mucho motivar al vestuario.

Sin embargo, Honduras no querrá ayudar a sus anfitriones a superar el trauma en este choque del Grupo A. El nuevo seleccionador de los Catrachos, Jorge Luis Pinto, ha transformado radicalmente al equipo con respecto al que participó en Brasil 2014. El técnico colombiano promete un nuevo estilo, como el que empleó para llevar a Costa Rica a los cuartos de final de aquel Mundial.

El resto de la jornada
En el Grupo A, la vigente campeona de la CONCACAF, México, comienza su campaña contra El Salvador en el Estadio Azteca. El coliseo de la capital mexicana era antaño un fortín inexpugnable, pero El Tri dejó escapar muchos puntos allí en su accidentado camino hacia Brasil 2014. Aun así, México sigue ostentando jugadores de primera clase, como Andrés Guardado y un resurgido Javier Chicharito Hernández. El combinado salvadoreño es toda una incógnita, tras una serie de resultados irregulares en las primeras rondas.

En el Grupo B, Costa Rica abrirá boca con un duelo complicado contra una Haití muy mejorada, que causó sensación en la Copa Oro de este verano a las órdenes de Marc Collat. Los Ticos todavía están intentando encontrar su ritmo con su nuevo seleccionador, Óscar Ramírez, pero en un reciente amistoso ganaron a Estados Unidos, y pueden contar con un grupo de jugadores de talla mundial. Ramírez tendrá que arreglárselas sin el lesionado Keylor Navas. Celso Borges (Deportivo de La Coruña), Joel Campbell (Arsenal) y el capitán Bryan Ruiz, recientemente recuperado de una lesión leve, liderarán el ataque.

El otro encuentro del cuarteto enfrenta a Jamaica, sorprendente subcampeona de la Copa Oro, contra Panamá, que quedó tercera en el certamen regional.

En el Grupo C, Estados Unidos afronta un examen a priori asequible contra San Vicente y las Granadinas, la cenicienta superviviente de las rondas iniciales. Es algo que agradecerá el seleccionador estadounidense, Juergen Klinsmann, cuyo puesto está en entredicho tras una mala racha. Las Barras y Estrellas, a la búsqueda de goles y de un mediocampo coherente, no podrán contar con Clint Dempsey, no convocado por Klinsmann.

El otro encuentro opone a Guatemala contra Trinidad y Tobago, otra selección caribeña en alza. Los Guerreros Soca están liderados por su veterano capitán Kenwyne Jones, y cuentan con un montón de jóvenes prometedores dispuestos a dejar su huella.