Larry Nassar, el depredador sexual con disfraz de médico

Larry Nassar, exmédico estrella de la gimnasia estadounidense, logró durante décadas manipular a atletas, padres y entrenadores para agredir sexualmente a menores, escondiéndose detrás de una reputación de “hacedor de milagros” con sus equipos.

De 54 años, Nassar fue condenado este miércoles por el tribunal de Lansing (Michigan, norte) a una pena de entre 40 y 175 años. Esta sentencia se suma a otra de 60 por posesión de pornografía infantil.

Durante una semana, los testimonios escritos y orales de cerca de 160 víctimas, desde mujeres anónimas a estrellas mundiales de la gimnasia, pintaron el retrato de un depredador sexual y manipulador que se escondía detrás de la imagen de un osteópata respetado por las atletas.

Casado y padre de tres hijos, Larry Nassar llegó al equipo médico de la USA Gymnastics (USAG) en 1986 antes de convertirse en su coordinador 10 años después, hasta 2015.

Al mismo tiempo Nassar trabajó entre 1997 y 2016 como médico de la Universidad estatal de Michigan (MSU), donde también cometió agresiones sexuales. La MSU ha sido acusada de haber archivado las denuncias de sus jóvenes víctimas sin darles seguimiento.

Durante su carrera en la USAG, abusó de más de un centenar de deportistas, la mayoría menores, pero para la federación sus métodos obraban milagros mientras las gimnastas estadounidenses coleccionaban preseas doradas.

Para las exdeportistas, Larry Nassar se beneficiaba del entorno particular que se vive en la gimnasia al más alto nivel, donde las quejas o los signos de dolor ponían a menudo en peligro sus sueños olímpicos.

“Tenía la costumbre de meter sus dedos dentro de mí”, confesó a la cadena CBS Jamie Dantzscher, quien afirmó haber sufrido abusos sexuales de los 13 a los 18 años.

En la época del escándalo del productor Harvey Weinstein, el proceso le dio voz a decenas de víctimas, que relataron en testimonios escalofriantes cómo el exmédico les había “robado la inocencia” o “destruido” sus vidas.

26