La Unión Europea sospecha del nuevo Bernabéu

Este-es-el-aspecto-que-present_54399775077_54115221152_960_640La remodelación del Santiago Bernabéu puede correr serio peligro. El motivo es que la Unión Europea sospecha de que la operación de intercambio de terrenos entre el Real Madrid en Las Tablas y el Ayuntamiento sea legal. Según una carta publicada por la Unión Europea en su Diario Oficial, el organismo europeo recela que ese intercambio sea legal y duda de la gran revalorización de esos terrenos en la operación, por lo que la Unión Europea entiende que el Real Madrid habría sido ayudado por el Estado. La Comisión Europea ha abierto un plazo de un mes para presentar observaciones. Si la Unión Europea considera que ese intercambio no ha sido legal, la remodelación del Santiago Bernabéu no se podrá realizar porque esa operación es clave para realizar el nuevo estadio.

Todo arrancó en 1998 cuando el Ayuntamiento y el Real Madrid establecieron un intercambio mediante el cual, el club le cedía al Consistorio 30.000 metros cuadrados de su Ciudad Deportiva y recibía en contraprestación dos parcelas, una de ellas en Las Tablas. En 2003, el Ayuntamiento consideró que no podía ceder esos terrenos a una entidad privada, por lo que debía indemnizar al Real Madrid. Así las cosas, en 2011 las dos partes firmaron un convenio por el cual el Consistorio le pagaba al club blanco 19.772.357 en concepto de deuda y basado en lo que costaba la parcela que según esos números había vito aumentar su valor un 3.700% con respecto a lo que valía 11 años atrás. El Ayuntamiento pagó esa deuda cediéndole al Real Madrid cuatro parcelas en Carabanchel, así como las zonas verdes y peatonales situadas frente al Bernabéu, en La Castellana. Terrenos sobre los que se ampliará el Bernabéu con un nuevo hotel y un centro comercial.

Esta operación es la que la Comisión Europea considera que podría considerarse ayuda estatal y, por lo tanto, incumpliría el artículo 107 del Tratado del Funcionamiento de la Unión Europea, el que afecta a la competencia y comercio entre estados miembros. Europa le recuerda en esa carta al Gobierno español que toda ayuda concedida de forma ilegal podrá recuperarse de su beneficiario, en este caso el Real Madrid. Si eso sucede, el nuevo Bernabéu se quedará en un proyecto al no tener el club blanco la propiedad de los terrenos sobre los que efectuar la remodelación.

A todo eso, Ecologistas en Acción ya ha hecho saber que acudirá a la Comisión Europea para presentar documentación con el fin de demostrar que “el Ayuntamiento de Madrid y el club Real Madrid, efectivamente actuaron al margen de la legalidad en la operación de ampliación del Estadio Santiago Bernabéu”

15