Kluivert impulsa a la Selección de Curazao

1427905218_extras_noticia_foton_7_1Curazao tiene poco de lo que presumir en el fútbol internacional. La diminuta nación isleña, que no dispone de liga profesional y tiene una población ligeramente superior a la capacidad del estadio Azteca de México, recurrió recientemente a un pariente lejano para pedirle ayuda. Pero no se trataba de ningún cualquiera, sino de un ex futbolista que luce una Liga de Campeones, una liga española y un título de máximo goleador de la Eurocopa en su repleta vitrina de trofeos.

“Mi madre es de Curazao”, cuenta Patrick Kluivert, que marcó 40 goles en una década con la selección holandesa, y que el año pasado asumió el puesto de seleccionador de Curazao. “Tengo mucha familia allí. Sentí que podía hacer algo por Curazao”.

Kluivert, que ahora tiene 40 años, era justo el acicate que necesitaba la pequeña isla. Aun trabajando a tiempo parcial y en los pocos huecos que le dejaba su apretada agenda, el impacto del ex delantero neerlandés se notó enseguida. Curazao dejó fuera de combate a Montserrat y a Cuba en el camino hacia el Mundial de 2018 y, en los dos últimos meses, emprendió una importante escalada en la jerarquía planetaria. El equipo subió 23 puestos en la Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola, del 154º al 131º, aupándose al 16º lugar en la zona de la CONCACAF.

Curazao no es del todo ajeno a los éxitos de corte modesto. Cuando formaba parte de las ahora desmembradas Antillas Holandesas, ocupó dos veces la 3ª posición en el antiguo Campeonato de la CONCACAF, precursor de la actual Copa Oro. Pero eso fue en la lejana década de 1960… Desde 2011, cuando Curazao se escindió de las Antillas, la isla ha peleado sola por el mundo y no se ha clasificado para nada digno de mención. Todo eso podría cambiar si lograse encabezar su grupo en la tercera ronda clasificatoria para la Copa del Caribe; una proeza que la plantaría en la Copa Oro de la CONCACAF por primera vez en más de cuatro decenios… y por vez primera como asociación nacional independiente.

Dado el aluvión de talentos que han acompañado la llegada al banquillo de Kluivert, este paraíso natural escondido al sur del Caribe –no muy lejos de la costa de Venezuela– tiene licencia para soñar a lo grande. Felitciano Zschusschen, de 24 años, es el máximo goleador de todos los tiempos de la selección, y se compenetra bien con dos hombres que juegan en Inglaterra: Cuco Martina y Darryl Lachman. La actual plantilla cuenta con 7 jugadores que militan profesionalmente en las dos divisiones superiores de la liga holandesa. Y esa creciente profesionalización sobre el césped y en el área técnica están convirtiendo a Curazao en una selección a seguir, tras haber salido disparada del anonimato.