Indiana se mete en un lío a dos días de enfrentarse a Miami

1395732896_317060_1395732982_noticia_grandeIndiana Pacers se mete en un lío después de perder ante Chicago Bulls (89-77) y a dos días del trascendental partido que les enfrentará a Miami Heat en el Banker Life Fieldhouse y que podría poner a tiro de piedra el liderato de la Conferencia Este a los Heat.

Los Bulls, por su parte, dan un paso más esta temporada y han empatado en la tercer posición con Toronto Raptors, hecho que parecía imposible cuando a mediados de la campaña el conjunto de Illinois perdió a Rose por lesión y traspasó a Deng a Cleveland Cavaliers.

Y mucha culpa de esta buena situación es de Joakim Noah. El francés volvió a ser el mejor de su equipo, aportando en todas las facetas del juego como es normal en él. Logró 10 puntos y ocho rebotes. Además, alcanzó por segunda vez esta temporada las ocho asistencias, tres robos y cuatro tapones, hito que sólo ha logrado esta campaña Kevin Durant. Esto señala la clase de temporada que está realizando el pívot.

Además de Noah, Taj Gibson volvió a resurgir con sus 23 puntos, máximo anotador de su equipo, y el base Kirk Hinrich (18 puntos). Por parte de los visitantes, Paul George (21 puntos) y Hill (17 puntos). Roy Hibbert logró sólo tres puntos y se las tuvo de con Noah durante el partido. Sus bajos números apuntan a un bajón en su juego, algo traumático para Indiana a pocas semanas de comenzar los partidos fundamentales de la temporada.

26