Grupo F: Viejos enemigos se reencuentran

2476472_full-lndEs la rivalidad más antigua del fútbol internacional. Surgió 42 años antes de la que mantienen Argentina y Brasil y 91 antes de la que enfrenta a Argelia y Egipto. Por fin, tras más de década y media sin que los dos países se cruzasen en partidos oficiales, volveremos a asistir a un Inglaterra-Escocia. Y el reencuentro de estos dos viejos enemigos no será el único atractivo del Grupo F, ya que Eslovaquia y Eslovenia reanudarán una pugna que empezó en la competición preliminar de Sudáfrica 2010.

Equipos
Escocia
Eslovaquia
Eslovenia
Inglaterra
Lituania
Malta

El análisis
Inglaterra y Escocia se vieron las caras por primera vez en 1872. Increíblemente, durante los siguientes 117 años con la excepción de la Primera y la Segunda Guerra Mundial ambos conjuntos disputaron un encuentro de carácter oficial una vez al año, con un registro de victorias prácticamente equilibrado. Es un duelo que encanta a las dos aficiones, aunque se ha vuelto muy poco habitual, ya que su último enfrentamiento oficial se remonta a 1999. Y, como es lógico, la noticia de que esa espera ha llegado a su fin y en la lucha por una plaza en la gran cita del deporte rey, por si fuese poco ha creado un entusiasmo que no dejará de ir a más en los dos lados de la frontera anglo-escocesa. Inglaterra es favorita, puesto que únicamente ha participado en menos Mundiales que Brasil, Alemania, Italia, Argentina y México, y venció a Escocia en sus dos choques anteriores en los clasificatorios. Además, cuenta entre sus filas con una promesa de la talla de Raheem Sterling y una figura del peso de Wayne Rooney. Aun así, los escoceses disponen de futbolistas de garantías, como Craig Gordon, Darren Fletcher y Steven Naismith, su característica garra, el vivificante respaldo del Tartan Army sus hinchas ataviados con las inconfundibles faldas escocesas y el afán de regresar a un torneo que jugaron por última vez en 1998 y del que conservan recuerdos maravillosos, como la hilarante celebración de un gol de su seleccionador actual, Gordon Strachan, en México 1986.

Eslovaquia y Eslovenia escribirán un nuevo capítulo de su rivalidad en el Grupo F. Los eslovacos perdieron dos veces a manos del cuadro esloveno en la competición preliminar de la XIX edición de la Copa Mundial de la FIFA. Con todo, Martin Skrtel, Marek Hamsik y compañía acabarían logrando la clasificación automática en esa reñida liguilla, antes de que el equipo de Samir Handanovic viajase con ellos a Sudáfrica 2010 tras superar la repesca.