Grupo D: Bale y sus rivales aspiran a revivir viejas glorias

2591274_full-lndGareth Bale es la estrella más destacada de las que compiten en el Grupo D de la clasificación europea. El potente extremo confía en llevar a Gales hasta su primera Copa Mundial de la FIFA en seis décadas. Los pormenores de esta sección, en la que Gales se enfrentará a la República de Irlanda en una batalla de las Islas Británicas. Estos dos equipos comparten el grupo con Austria y Serbia, dos selecciones que confían en revivir viejas glorias en el Mundial, además de Moldavia y Georgia, que aspiran a dar la campanada de camino a Rusia.

Equipos
Gales
Austria
Serbia
República de Irlanda
Moldavia
Georgia

El análisis
Una auténtica máquina de hacer goles lidera a Gales rumbo al Mundial. La afición de los Dragones ya había oído antes esta historia y estará deseando que se repita en 2018, 60 años después de que John Charles, por entonces delantero del Juventus, brillara con fuerza en Suecia 1958. La estrella galesa de nuestros días confía en ser el hombre que ponga fin a la larga espera de su país por aparecer de nuevo en la fase final de un Mundial, después de que grandes figuras como Mark Hughes, Ian Rush y uno de los predecesores de Bale en el dorsal número 11 del equipo nacional, Ryan Giggs, no consiguieran el tan ansiado objetivo.

Sin embargo, a Bale, Aaron Ramsey y compañía les tocará superar obstáculos muy difíciles en su camino. Sobre todo, Gales deberá emprender una corta travesía marítima para enfrentarse a la República de Irlanda, con la que se cruzará por primera vez en una fase de clasificación mundialista. Ha pasado mucho tiempo ya desde la memorable participación de los irlandesas en Corea/Japón 2002, por lo que esta campaña supone para hombres como John O’Shea o Robbie Keane la última oportunidad de honrar con su presencia los escenarios mundiales.

Serbia y Austria destacan como las selecciones del Grupo D con más experiencia en el Mundial, pues entre ambas acumulan un total de 17 participaciones en la fase final. Sin embargo, sólo cuatro de estas apariciones se han producido desde 1990, lo que significa que ambas, al igual que Gales, estarán deseando revivir glorias pasadas.

Georgia y Moldavia son viejas conocidas. Los Jvarosnebi consiguieron precisamente contra los moldavos su primera victoria en la competición preliminar mundialista, en 1997. Estos últimos buscarán reeditar y, por su puesto, mejorar su estupendo rendimiento en los clasificatorios para Brasil 2014, en los que ganaron tres partidos, una cifra que duplicó con creces el total de sus victorias en los preliminares.