Ferrer cae ante Berdych y cede el número tres del mundo

1390290311_564113_1390290449_noticia_grandeDespués de tres horas y cuatro minutos de intensa batalla ante Tomas Berdych, David Ferrer se despidió del Abierto de Australia con derrota en cuatro sets en los cuartos de final: 6-1, 6-4, 2-6, 6-4. En todo caso, la derrota cuesta a Ferrer 360 puntos y la pérdida del tercer lugar mundial, donde ya será adelantado, como mínimo, por Juan Martín Del Potro. Si Murray repitiera su llegada a la final de 2013, Ferrer descendería hasta el quinto puesto. Si Andy cae antes de la final, David aún saldrá cuarto después de este Abierto de Australia.

Como es habitual, Ferrer combatió hasta el último punto y levantó un ‘match point’ con su servicio, cuando ya perdía por 5-3 en el set definitivo. Táctica y estratégicamente, no fue el mejor día de Ferrer, incapaz de capitalizar los… 62 errores no forzados de Berdych, que incluyeron cuatro dobles faltas. Entre un total de 43 golpes ganadores, mayormente con descargas de fusilería plana, Berdych sirvió diez saques directos, con punta a 217 km/h: y ganó nada menos que el 78% de puntos que disputó con su primer servicio (Ferrer, 64%). Se trata del primer triunfo de Berdych en toda su carrera en el Rod Laver Arena… y en presencia del mismísimo Rod Laver, presente en las rondas finales del Abierto australiano. El checo aún no había cedido su servicio en todo el torneo y ante Ferrer lo entregó en tres ocasiones, de una docena de oportunidades.

Ferrer planteó el día como una batalla de atrición o desgaste contra la torre checa de 1,96 de altura, pero sin variedad en el juego de campo, obcecado en invertir su juego y cruzarlo a cualquier precio sobre el revés de Berdych. David quería huir de la derecha de Berdych incluso cuando tenía campo libre hacia la zona diestra del checo. Eso le costó 46 errores no forzados, cifra inusual en Ferrer, que decidieron puntos y situaciones vitales.

26