David Ferrer sufre pero pasa a tercera ronda del Open de Australia

1389766001_996462_1389766116_noticia_grandeRozando los 40 grados constantemente en el páramo desértico del Hisense Arena, David Ferrer necesitó tres horas y dos minutos para superar al zurdo francés Adrian Mannarino y plantarse en la tercera ronda (que ya es dieciseisavos), donde chocará con Jeremy Chardy. Tras abrir con 0-3 de desventaja y a 39 grados, Ferrer se impuso su ritmo y reventó a un exhausto y acalorado Mannarino: 7-6, 5-7, 6-0 y 6-3. “El calor era durísimo y lo hizo todo más complicado. Fue clave recuperar la confianza en el tercer set y poder dominar ese set con claridad, sin cometer errores”, resumió Ferrer con voz entrecortada, sobre la lámina azul del Hisense.

Tommy Robredo le acompaña ya en la tercera ronda, tras apear en la pista número 2 al francés Julien Benneteau: 6-3, 6-7, 6-1 y 7-6. En dieciseisavos, Robredo tiene otro cruce francés, pero de bastante mayor entidad: nada menos que Richard Gasquet, ahora asesorado por Sergi Bruguera. Para vencer a Benneteau, Robredo se vio inmerso en otro de sus habituales maratones, esta vez en total  3 horas y 32 minutos.

Pablo Andújar ganó la primera manga a Jerzy Janowicz, pero acabó cediendo en cuatro sets: 6-4, 6-7, 6-7 y 3-6. Sentenciaron los ‘tiebreaks’ en los sets segundo y tercero.

26