Cesc: “El Madrid no me impresionó”

Reportaje-entrevista-con-Cesc-_54402690237_54115221152_960_640Tenemos pocas semanas largas durante la temporada, se intentan disfrutar al máximo siempre, pero cuando vienes de una derrota las sufres un poco más. Quieres que venga el siguiente partido para intentar rehacerte de lo pasado. También lo tomamos con la ventaja de que hemos podido descansar y preparar bien el próximo partido.

¿Demasiado tiempo para martirizarse con el 3-1 de Anoeta?

Hay más días para hablar de lo que ha pasado, si hay un partido cada tres días existe la oportunidad de demostrar que fue un error en un momento puntual y tienes la posibilidad de abrir lo ojos, de despertarte y de poder hablar de otras cosas. Estas semanas vienen perfectas tras una victoria, pero si no es así, como el otro día, las sufres más.

Y peor si entre semana el Madrid golea 1-6 al Schalke…

En la Champions no se suelen ver este tipo de resultados, pero impresionar, el Madrid no me impresionó. Tiene jugadores muy importantes y cuando la eliminatoria se le puso de cara con 0-2, jugaron con tranquilidad. El Schalke bajó los brazos y tuvo aquel fallo que pudo ser el 1-1. Nosotros también ganamos 7-1 al Bayer Leverkusen en la 2011-12 y eso al final no dice nada, sólo es un partido más de Champions e importa más lo que pase después.

¿Qué le falta al Barça para transmitir la fortaleza que muestran Bayern y Madrid?

El Bayern tiene el mismo resultado que nosotros en la Champions. Más adelante, vamos a ver. A veces se mira demasiado lejos de la realidad. El Bayern siempre va a ganar su liga, hace muchas semanas que lleva 15 puntos de ventaja. Al final la Liga y la Copa la va a ganar en el 90 ciento de los casos y a mí esto no me dice nada nada. La Champions, sí. De momento, ante un equipo inglés, los dos 0-2.

¿El City está vivo?

Sí, por supuesto, al igual que lo está el Arsenal o el Manchester United. Son eliminatorias de 180′. Hicimos 90′ muy buenos, pero tenemos que ser conscientes de que será un partido muy difícil. Tenemos la experiencia del PSG, aunque el 2-2 era un resultado distinto. Nos marcaron un gol y tuvimos ese momento de duda. Qué hacer: atacar o defender para que no nos metan el segundo… Y tienes que tener muy claro lo que tienes que hacer como equipo. Lo del sábado fue un mal partido del equipo, todos lo sabemos, pero puede venir bien. Si tenía que pasar, que pase ahora, que seguimos dependiendo de nosotros en Liga, Champions y Copa, que sea una manera de hacernos abrir los ojos. Si no estamos al cien por cien no hay nada que hacer en estos dos meses y medio que quedan. Y al revés. Si jugamos como la segunda parte ante el Sevilla, Real en Copa, Rayo y City, todo se puede conseguir. Yo puse en las redes sociales que éste era el camino, pero no por los que jugaron sino por la intensidad que pusimos, por la manera de estar juntos en el campo, por como te sentías, por jugar con la seguridad de otras veces y de una manera continua, por presionar arriba en grupo cuando no la tenemos, y por tener las ideas claras de lo que hay que hacer en momentos determinados del partido.

Su discurso ha sido más autocrítico que el de Jordi Alba…

Cada uno se queda con su discurso y con lo que quiere transmitir. Yo tengo muy claro que cuando nos alaban nos gusta a todos, nos ponemos muy contentos y todos no sentimos bien, pero cuando nos critican tenemos que hacer lo mismo: acatarlo e intentar siempre jugar mejor porque sabemos que lo podemos hacer mucho mejor que el sábado. Y no hay excusas. Sabemos que si se juega bien y se pierde, pueden ser cosas del fútbol, pero somos los primeros que sabemos que si este equipo juega al cien por cien ganará casi todos los partidos.

Usted habló de tapar bocas.

Escuché algunos comentarios de algunas personas del fútbol y nada más. Aquel día se jugó muy bien y era un partido importante.Todo está en nuestra manos. Los que jugamos somos lo futbolistas y somos los que tenemos que sacar esto adelante. Tenemos que estar más unidos que nunca y se puede hacer porque hay una gran plantilla.

¿La comida en Can Ferran ayuda?

Lo de Anoeta fue un tropiezo importante que no tiene que ocurrir más, pero no hay que mirar si hacemos una comida o no. Al final nos pasamos aquí cinco horas juntos. En la selección somos ocho o nueve los que convivimos. No creo que sea tan importante reunirse. Sí que va bien para unir al vestuario que la plantilla viva un momento distendido, pero tampoco es una cosa que marque la diferencia en el terreno de juego.

¿Se está siendo injusto con el Tata?

En el mundo del fútbol, sobre todo en el Barça, que es el club más exigente del mundo, ya sabes a lo que vienes. Y si él no lo sabía, creo que ya lo ha aprendido. Él lo ha dicho varias veces. Él sabe que el día del City tenía todas las portadas a favor y cuatro días después, todas en contra. Son altibajos, esto es el fútbol, pasan durante toda la temporada y en todos los equipos, pero en el Barça aún más. Todos somos responsables, él se sintió responsable, lo dijo tras el partido, y a partir de ahí, a trabajar.

¿Está tocado anímicamente?

Es un entrenador, un profesional, y no puede bajar la cabeza porque es el principal líder y si le vemos bien nos va a ir mejor. Él se ha rehecho bien de lo que pasó. Yo lo he vivido desde pequeño, aunque estuve ocho años fuera, en otro país y en otra Liga, lo puedo comparar en primera persona. El Barça es el club más exigente del mundo, no sólo te obligan a ganar la afición, la prensa y tú mismo, sino que lo tienes que hacer bien, de una forma definida, y eso es lo que hace al club el más exigente del mundo.

¿Le falta físico a este equipo?

Veo al equipo fresco. Ayer hicimos partidillos cortos de entrenamiento, que suelen ser muy intensos,y fueron espectaculares. Disfrutas porque ves que hay intensidad, agresividad y calidad. Esto es lo que te hacer ver en tu cabeza y en tus ojos que este equipo tiene mucho que dar y mucho que decir, por eso confío plenamente en que si todos queremos y vamos cien por cien a una se puede hacer algo muy importante.

¿Se siente Cesc al fin importante?

Me siento protagonista, como todos, pero sí que de la tres temporadas que llevo es la que más partidos de titular he jugado, la que participo de forma más continua. Estoy teniendo una regularidad que hacía años que no tenía y esto se agradece. Es lo que necesita un futbolista. Hace tres meses jugué 90 minutos cuatro partidos seguidos y creo que hablé con Altimira de que eso no ocurría desde mi etapa en el Arsenal, con 23 años. Y eso te hace sentir con mucha más seguridad y más confianza. Vuelves a ver a tu cuerpo físicamente al cien por cien…. Tanto en mi último año en el Arsenal, como el último año de Guardiola en el que al final no jugué casi nada, como el pasado… A ver si este año tengo esta continuidad necesaria y puedo estar a buen nivel a final de temporada.

¿Y se siente valorado?

Sí, no tengo ninguna queja. Está siendo una temporada muy positiva para mí, con sensaciones muy buenas a nivel personal, profesional y futbolístico. Cada vez me siento más importante en el equipo y en el vestuario. Mi relación con los medios de comunicación es buena. Lo importante es que el equipo vaya bien y que cada uno individualmente siga dando lo mejor de sí.

Ahora se acusa a Leo de pasivo…

Leo tiene un estilo de juego que es impredecible en la mayoría de los casos. Todos lleváis muchos años viendo a Leo competir y jugar. Sabéis de la manera que es. Cuando tiene que estar, está, y esto es casi cada partido de la temporada. A partir de aquí que un día le salga mejor o peor, eso nos pasa a todos. Es una máquina, pero todos somos humanos. Yo leveo como siempre, sale a un gol por partido desde que ha empezado el año. Volver de lesiones como la suya no es fácil, lo digo por propia experiencia, y él lo ha hecho muy bien. Además, Leo siempre quiere lo mejor para el equipo y al final dependemos mucho de él. Tenemos un equipo muy bueno, pero él siempre marca la diferencia

¿Se busca demasiado a Messi?

Lo buscas básicamente porque sabes que es el mejor y que puede marcar un poco el partido. Es una cosa que te viene inconsciente a la cabeza: si tienes al mejor jugador, para el equipo es mejor que él la tenga. Es cierto que el año pasado dependíamos un poco más de él hasta que tuvo la lesión. Veo que este año los delanteros llevan más goles que el año pasado. En momentos en los que Leo no ha estado es positivo que estos cuatro o cinco jugadores que actúan más arriba se sientan importantes para el equipo.

¿Cómo está su amigo Song?

Es difícil cuando juegas un partido cada tres o cuatro. Song es víctima de no tener regularidad y frescura. Parece que al no jugar tienes que estar fresco y bien, pero es peor. Es mejor jugar seis partidos seguidos que estar seis sin jugar y salir de golpe. El ritmo es distinto al de un entrenamiento. Sabe que tiene al mejor del mundo por delante en su puesto. Es profesional y se entrena al cien por cien. A todo el mundo le afectan las críticas, a nadie le gusta tener una mala actuación, pero es un tío fuerte y se va a rehacer.

Antes del Barça-Almería, el derbi madrileño…

Un partido interesante e importante porque uno de los dos fallará. Por eso no podemos perdonar más.

15