Benzema y Casillas ponen al Madrid camino de semifinales

1560651_591995247544082_1389600234_nEl Real Madrid puso pie y medio en semifinales de la Copa del Rey tras hacer valer un gol de Benzema en la primera mitad en un encuentro que los blancos pudieron resolver en la primera mitad, pero en el que el Espanyol reaccionó en la segunda. Los blanquiazules tuvieron ocasiones claras para igualar en el tramo final del encuentro, pero no lo hicieron y ahora tendrán que buscar la gesta la semana que viene en el estadio Santiago Bernabéu si quieren ser rivales de Atlético de Madrid o Athletic de Bilbao en la siguiente ronda. Difícil se antoja, aunque en Copa todo es posible.

La puesta en escena del choque no hacía presagiar lo que se fue desarrollando posteriormente durante la primera mitad. El partido empezó con una ida y vuelta de ambos equipos en la que cualquiera pudo encontrar premio. De hecho, después de que Cristiano Ronaldo cruzara por poco un disparo desde la derecha en el minuto 3, fue el Espanyol el que dispuso de la mejor ocasión. En el minuto 17, Lanza protagonizó una buena incursión por banda derecha, cedió el balón a Sergio García para que el delantero pusiera un pase de la muerte a Pizzi que incomprensiblemente envió a las nubes.

Lanza y Sergio García, novedades en el once titular perico respecto al pasado partido liguero, habían conseguido dar el dinamismo al ataque del que el Espanyol careció en aquel choque. Sin embargo, a partir de esta ocasión fallada, comenzó el asedio merengue a la puerta de Kiko Casilla. También, el particular infortunio de Cristiano Ronaldo de cara a puerta en este estadio, algo que también sucedió en Liga.

En el minuto 20, el palo repelió un disparo del luso, algo que Benzema arregló en el 25 abriendo el marcador con un testarazo que no tocó lo suficiente Kiko Casilla tras centro de Arbeloa y prolongación, también con la testa, de Bale.

15