Bajo nivel futbolistico, Gradas desoladas, Campos fangosos dejo el inicio del Torneo Apertura 2017

Gradas desoladas, campos fangosos y uno de los peores inicios goleadores de un torneo en los últimos tiempos condenaron la primera jornada de un Apertura inmerso en muchos cuestionamientos.

El factor afición que apenas llegaron 7,544 a los cinco estadios que albergaron fútbol el fin de semana: 1,170 en el Morazán de San Pedro Sula, 1,809 en el Juan Ramón Brevé Vargas de Juticalpa, 1,369 en el Municipal Ceibeño, 2,041 en el Carlos Miranda de Comayagua y 1,155 en el Humberto Micheletti de El Progreso.

Pero si en las gradas hubo desolación, en el terreno de juego faltó calidad, tanto en los engramillados como en el nivel futbolístico.

Ese rendimiento futbolístico se vio reflejado, en cierta medida, con los escasos 10 goles que se anotaron y que se constituyeron en la cifra más baja de dianas de una primera jornada en los últimos nueve torneos.

Para encontrar una cifra tan baja hay que trasladarse 10 campeonatos atrás y situarse en el Clausura 12/13, cuando en la fecha uno de ese certamen se marcaron los mismos 10 goles que en este Apertura 16/17.

Eso sí, los pocos goles seguramente mucho tiene que ver con otro aspecto que no hay que pasar de largo: el mal estado de los terrenos de juego.

Salvando medianamente el Carlos Miranda de Comayagua y el Morazán de San Pedro Sula, los restantes tres escenarios mostraron condiciones deplorables en sus céspedes: el Humberto Micheletti de El Progreso y el Juan Ramón Brevé Vargas de Juticalpa resintieron ferozmente las lluvias, mientras que el Municipal de La Ceiba expuso la falta de cuidado.

1203