Augustin sorprendió y Taj Gibson sentenció a los Lakers

Chicago Bulls v Los Angeles LakersEl base reserva D.J.Augustin sorprendió y el ala-pívot Taj Gibson, que también salió del banquillo, anotó en la prórroga la canasta que dio a los Bulls de Chicago la victoria por 102-100 ante Los Angeles Lakers.

La canasta de Gibson, que tuvo que ser revisada en vídeo por los árbitros para confirmar que se metió antes de que concluyese el tiempo de prórroga, decidió un partido que estuvo siempre igualado y en el que los Lakers tuvieron la oportunidad de haber conseguido la victoria de no haber sido por la inspiración encestadora de Augustin que aportó 27 puntos, su mejor marca de la temporada.

Además del acierto de Gibson, que culminó la jugada decisiva ejecutada por los Bulls con sólo seis segundos para que sonase la bocina del final de los cinco minutos de prórroga. Gibson recibió el balón perfecto del alero Mike Dunleavy en plena penetración a canasta y con la mano izquierda puso el balón dentro de la misma sin que la defensa de los Lakers pudiese impedirlo ante el delirio de los seguidores y la celebración de todos los jugadores de los Bulls.

Los árbitros decidieron que tenían que revisar la jugada para comprobar que cuando salió el balón de la mano de Gibson no había sonado la bocina, algo que quedó confirmado.

Junto a Augustin, que anotó 5 de 7 triples, otros cuatro jugadores de los Bulls tuvieron números de dos dígitos, incluido el pívot Joakim Noah, que también fue clave en la victoria de los Bulls al conseguir un doble-doble de 17 puntos, 21 rebotes y seis asistencias. Augustin salió después de que el base titular Kirk Hinrich tuviera que abandonar el campo en el tercer periodo al sufrir un tirón muscular.

El escolta Jimmy Butler también aportó un doble-doble de 13 puntos, 11 rebotes, cinco asistencias, cuatro recuperaciones de balón y un tapón. Gibson llegó a los 12 puntos, los mismos que consiguió Dunleavy y el ala-pívot Carlos Boozer anotó 11 que ayudaron a los Bulls (20-20) a ganar el octavo partido de los últimos 10 que han disputado, y volvieron a tener marca positiva por primera vez desde el pasado 27 de noviembre.

El escolta-alero reserva Nick Young volvió a ser el líder del ataque de los Lakers (16-26) al conseguir 31 puntos (11-23, 3-6, 6-7), incluida la canasta que puso el empate a cien a falta de seis segundos.

Antes también había sido salvador a falta de 4.1 segundo del final del tiempo reglamentario y forzó la personal de un intento de triple que aprovechó con los tres puntos -del empate a 93- y la llegada a la prórroga.

Los Lakers, crecidos, anotaron los cinco primeros puntos del tiempo extra, pero de nuevo surgió un inspirado Augustin y con un triple posterior a los dos tantos conseguidos por Gibson desde la línea de personal puso el empate (98-98), que rompió el mismo con una penetración (100-98) a la que respondió Young.

Pero los Lakers sucumbieron ante el perfecto entendimiento de Dunleavy y Gibson a la hora de recibir la pelota y sobre todo por la manera extraordinaria como culminó la penetración.

El español Pau Gasol, que volvió a salir como número cinco, de pívot, respondió de nuevo de forma brillante al conseguir un doble-doble de 20 puntos y 19 rebotes, que al final no tuvieron recompensa en el marcador, que cambió de manos más de 20 veces. Gasol jugó 37 minutos en los que anotó 8 de 15 tiros de campo, falló un intento de triple, y acertó 4 de 5 desde la línea de personal.

El jugador de Sant Boi fue decisivo en el trabajo defensivo y 14 de los 19 rebotes los consiguió bajo la canasta de los Lakers (16-26), que rompieron racha de dos triunfos consecutivos y perdieron el octavo partido de los últimos 10 disputados.

El escolta Jodie Meeks logró 16 tantos y siete asistencias, líder del equipo en esa faceta del juego, de un partido que no defraudó a nadie por la intensidad que volvieron a poner en el campo dos de las tres grandes dinastías que hay en la NBA, la otra son los Celtics de Boston.

Antes del partido el escolta estrella de los Lakers, Kobe Bryant, declaró que ha comenzado a hacer bicicleta estática, pero sin que pueda ir más allá en el proceso de recuperación de la rotura del la tibia de la de rodilla izquierda que sufrió el pasado 17 de diciembre ante los Grizzlies de Memphis.

Bryant espera regresar con el equipo dentro de un par de semanas, mientras que los Bulls seguirán por lo que resta de temporada con la baja de su jugador franquicia, el base Derrick Rose, que el pasado 25 de noviembre se fracturó el menisco de la rodilla ante los Trail Blazers de Portland y tuvo que pasar de nuevo por el quirófano.

26