Atlético-Barcelona, una semifinal con sabor a final en Copa del Rey

El Atlético de Madrid se enfrenta este miércoles al Barcelona en la ida de las semifinales de la Copa del Rey con verdaderos tintes de final, pues se enfrentan dos de los ganadores de las últimas cinco ediciones.

El Barcelona, vigente campeón de la Copa del Rey, viaja al Estadio Vicente Calderón confiado en la estadística que los coloca como favoritos con 13 victorias en las 23 eliminatorias, pero, aún así, los azulgranas no se fían.

En la memoria está también las dos eliminatorias de cuartos de final de la Champions League en las que los rojiblancos apearon a los catalanes en 2014 y en 2016 con sendas victorias en el Vicente Calderón.

“Jugar primero y marcar fuera de casa es importante, pero la eliminatoria es a dos partidos, así que hay que jugar muy bien los dos partidos porque el Atlético te exige lo máximo”, advertía el viernes Sergi Roberto, tras conocer su rival del miércoles.

‘RENDIR AL MÁXIMO’

“Tenemos que rendir en función de lo que consideramos nuestro máximo nivel para solventar una eliminatoria muy difícil”, dijo el técnico azulgrana, Luis Enrique Martínez, este martes en rueda de prensa.

Los dos equipos llegan a este partido con ganas de borrar sendos tropezones del fin de semana en la Liga, donde el Barcelona (2º) empató 1-1 con el Betis mientras el Atlético (4º) hizo tablas con Alavés (0-0), viendo como se les escapa un poco más el líder, el Real Madrid.

Esta semifinal, de hecho puede seguir favoreciendo a los blancos, eliminados de la competición por el Celta en cuartos, que ven como sus rivales siguen desgastándose, apenas a dos semanas de que también vuelva la Chapiosn League, donde todos ellos están jugando.

Los azulgranas, ganadores de la Copa del Rey en 28 ocasiones, visitarán el Estadio Vicente Calderón con las bajas sensibles de los lesionados Andrés Iniesta (gemelo) y Sergio Busquets (tobillo), dos imprescindibles en el centro del campo.

Los catalanes volverán a confiar una vez más en su temido tridente atacante formado por Neymar, Leo Messi y Luis Suárez, actual mejor goleador de la Liga española con 16 tantos, para tratar de llegar a su cuarta final de Copa en cinco años.

VELOCIDAD EN ATAQUE

Enfrente estará un Atlético de Madrid, que no atraviesa su mejor momento a diez puntos del líder liguero y tras encadenar tres empates consecutivos contando todas las competiciones, aunque como recuerda a menudo el técnico Diego Simeone su equipo puede ganar a cualquiera en este tipo de eliminatorias.

“Es cierto que nos da cierta confianza saber que le hemos ganado hace no mucho tiempo y que encontramos una manera de ganarles. Pero eso no quiere decir nada. Hay que intentar atar bien a sus jugadores más importantes, ser compactos, tener un bloque muy junto”, advertía el lunes el delantero rojiblanco Fernando Torres.

Simeone, que no podrá contar para este partido con el central uruguayo José María Giménez, que sufre una lesión muscular en la pierna izquierda, intentará probablemente fiarse a la velocidad de Antoine Griezmann y Yannick Carrasco para perforar la portería azulgrana.

13